tres poemas de Yeats

los textos originales en inglés están aquí

El corazón de la mujer

Y qué del cuartito

pleno de oración y descanso;

me pidió que saliera a la penumbra

y mi pecho descansa sobre su pecho.

 

Y qué del cuidado de mi madre,

la casa donde me abrigué y refugié;

la flor de sombras de mi cabello

nos resguardará de la tormenta amarga.

 

Oh cabello guardián y ojos de rocío,

ya no estoy más con la vida y la muerte,

mi corazón sobre su tibio corazón descansa,

mi aliento se mezcla con su aliento.

 

Escucha el clamor del junco

Paseo por la orilla

de este lago desolado

donde el viento clama entre los juncos:

Hasta que se rompa el eje

que mantiene a las estrellas en su cerco

y las manos echen a lo más profundo

las banderas del Este y el Oeste,

y el sostén de la luz se suelte,

tu pecho no descansará junto al pecho

de tu amante durmiente.

 

Él quisiera las ropas del cielo

Si tuviera las celestes ropas

bordadas con brillante luz

las azules y tenues y oscuras ropas

de día y noche y media luz,

extendería las ropas bajo tus pies:

pero yo, que soy pobre, tengo sólo mis sueños,

y he extendido estos sueños bajo tus pies;

pisa con cuidado: caminas por mis sueños.

 

Transient